Andrés Delgado Calle, estudiante de la FIEC, 20 años, líder de la banda de rock alternativo SOMA, dice que gracias al apoyo de los directivos de ESPOL, han podido hacer realidad su sueño, una meta largamente acariciada: grabar su primer disco sencillo ‘Buscando una razón’. Lo hicieron en el estudio de la ESPOL en el campus Las Peñas. En el disco está plasmado todo el impulso creativo que ha llevado a SOMA consolidar su propuesta musical por más de cinco años.

La aparición del primer disco sencillo desembocó en el nuevo nombre de la banda SOMA; antes conocidos como Kábala y tomaron esa decisión, pues consideran estar en constante evolución y ahora el ciclo de Kábala terminó y empieza otro el de SOMA, en el que la proyección de su música es más profesional y competitiva.

Los jóvenes músicos definen su música como alternativa, mezcla de influencias británicas, aires musicales europeos, sin olvidar sus raíces latinas. “Constituimos un nuevo estilo, un nuevo genero” dice Diego Zaldumbide, 20 años, integrante del grupo. La hasta ahora banda SOMA dice que rindiendo homenaje por el aniversario de la ESPOL, se comprometen a crecer más en su pasión por la música; su anhelo es ser profesionales y que todo el Ecuador conozca su música. Andrés Delgado indica que son orgullosamente politécnicos, señalando también que hacen música influenciados por la paz y un intenso amor por la música; ‘SOMA es un sueño hecho realidad, nuestro secreto ha sido creer en nuestros sueños, nunca hemos dudado de nuestro talento, ensayamos entre cuatro y cinco días a la semana y el esfuerzo es hoy tener un grupo musical con proyección internacional’ concluye.